lunes, 11 de julio de 2011

Vacaciones en Aulablog

Solo he pasado dos días y medio en Aulablog y tengo la sensación de que llevo de vacaciones 15 días. Tanto he disfrutado y desconectado, que vuelvo a mi casa eufórica y con la cabeza llena de ideas, de ganas de seguir investigando y aprendiendo. Y sobre todo, llena de ilusión, de esperanza, de compañía.

Suelo ir sola a los encuentros relacionados con las TIC, pero en los últimos a los que he asistido siempre he ido con la ilusión de la desvirtualización de algún amig@ bloggero, y en todos los casos la realidad ha superado las expectativas.
En Aulablog iba buscando a Vanesa_Marin, que me animó en Twitter a unirme a este encuentro, y allí me encontré con muchos más. Con los que nos hemos desvirtualizado, con los que he reencontrado después de las últimas Jornadas TIC de la CAM y de la entrega del Premio Espiral, y con todas las personas que he tenido el placer de conocer en este encuentro.

Aulablog11 ha sido para mí, y creo que para todos, una inyección de moral y de positivismo, una lección de aprendizaje metodológico (que es la clave para trabajar con las TIC sin seguir en la escuela pasiva), de saber hacer, saber organizar y saber ser.

De Aulablog11 me traigo un saco lleno de ideas, de blogs que leer, de aplicaciones que probar, de experiencias compartidas que saborear, de expectativas de cara al curso próximo y sobre todo de ilusión, optimismo por el futuro de la educación y mucha compañía. Alguien comentaba que  muchos de nosotros somos islas en nuestro centro de trabajo, y que gracias  a estos encuentro somos un archipiélago (no sé si fue Mamen o Inés, que me perdonen por mi memoria de pez, pero me gustó tanto la idea...).
Tengo que decir que yo me siento archipiélago gracias a la Tribu 2.0, con los que comparto durante todo el curso proyectos, ideas, emociones y trabajo. Pero que en Aulablog he encontrado a tantos con los que compartir, que temo que Twitter se convierta en un vicio.

Aulablog11 ha sido todo eso, y es un destino para el próximo curso, es un encuentro tan especial que no quiero perdérmelo siempre que pueda asistir, porque en estos días todos hemos sido Aulablog, yo también me siento Aulablog y quiero seguir siéndolo.

Os dejo de momento mi crónica en imágenes, que es uno de mis medios favoritos para comunicarme, se la dedico a tod@s con los que he pasado buenos ratos estos días, no me atrevo a nombraros no me deje a alguien.

Pero seguiré publicando sobre Aulablog, porque tengo mi libreta llena de ideas que quiero compartir y como es costumbre de este blog compartiré con vosotros toda la web2.0 que vaya descubriendo y que considere útil para que la Educación con TIC sea cada vez accesible a más profesores y se convierta en algo cotidiano.

Besitos amigos.



Gracias a todos los fotógrafos aulablogueros que me han prestado fotos para completar mi crónica, y a La Ratonera, que me dio permiso (a través de Facebook) para usar sus temas siempre que sean proyectos educativos.